Sí, sí, ya sé que todos habéis estado en Madrid, pero os puedo asegurar que no en el Madrid que os vamos a contar. Porque os lo vamos a contar. Nos gusta vincular el viaje a una narración. En este caso a un relato fascinante de no ficción. Un relato que tiene todos los ingredientes de una buena novela con unos personajes con los que te ríes, lloras, te indignas, añoras y con un final trágico e injusto.  Nuestro viaje, nuestro relato es al Madrid de la Edad de Plata (1876-1936), una época en la que la capital estaba en constante ebullición creativa, un Madrid que lideraba un movimiento para llevar al país a la modernidad. En ese relato tuvieron el protagonismo hombres y mujeres -ay, esas mujeres que por fin se atrevieron a tomar las riendas de su destino- fascinantes, que lideraron con humildad, sabiduría e inteligencia ese cambio; los fundadores de la Institución Libre de Enseñanza lograron contagiar el entusiasmo y fueron muchos los que remaron en la misma dirección. Pero además en esos tiempos las calles de la capital, al igual que en estos momentos, eran un hervidero, no paraban de ocurrir cosas y  por la mañana te topabas con Valle Inclán o Baroja, al mediodía tomabas café con Ramón Gómez de la Serna en el Ateneo y por la noche podías encontrarte con los jóvenes del 27 y jóvenes mujeres divirtiéndose y acudiendo a un estreno teatral. Era un momento de cambio, de ilusión, de proyectos compartidos, de arrimar el hombro para que se produjera un cambio profundo.  Estuvieron a puertas de conseguirlo, pero el golpe del 36 y la guerra truncó el camino trazado. Te proponemos 4 días de relato a esos años. Hay mucho contenido, muchos capítulos. Lo pasaremos muy bien. Para empezar nos alojaremos en la mítica Residencia de Estudiantes, uno de los centros imprescindibles de la época. ¿Empezamos? Érase una vez una ciudad….

Capítulo I: día 6 de octubre: Llegada, alojamiento en la Residencia

Llegada a lo largo del día. La ruta comienza a las 16.30, así que cada uno puedo programar su viaje como más le convenga. Lo más cómodo será llegar por la mañana y poder dejar el equipaje en la Residencia y comer allí los que estemos.

16.30: Instituto Internacional (Miguel Ángel, 8) 

En aquella época se inició a buen ritmo la incorporación de la mujer a la vida moderna, a estudios universitarios, a la vida laboral, y lo que es más importante, a darle las herramientas para que eligiera con libertad su destino. Una de las instituciones que estuvo liderando el cambio fue sin dura el Instituto Internacional que visitaremos de la mano de su directora Pilar Piñón, que nos contará su apasionante historia y lo que supuso para las mujeres de la época poder estudiar allí e intercambiar experiencias internacionales con estudiantes americanas que venían un año a completar sus estudios aquí.

 

 

18.30/19.00 Fundación Giner de los Ríos

Cuando salgamos del Instituto Internacional ya con ese cuerpo que deja el conocer historias maravillosas nos dirigiremos al nudo del relato, al meollo del asunto. A los motores, el engranaje de esa Edad de Plata. Os aviso que en este capítulo sentiréis nostalgia por ese gran proyecto que lideró Francisco Giner de los Ríos (en la foto). Todos deberíamos sentir añoranza de un proyecto sólido de educación, de modernización de un país, de unos hombres y mujeres que tenían ilusión y preparación para dar el cambio, nostalgia de la ILE y de un proyecto de país. Los esfuerzos de los hombres y mujeres de la ILE, liderados por Giner de los Ríos, permanecen a recaudo en la Fundación que lleva su nombre y que se encarga de mimar y velar su legado histórico y documental. El nuevo edificio es impresionante y está realizado con cristal y hierro, material que ya sabéis gustaba mucho a los institucionistas en el que no falta un hermoso jardín, pieza clave del pensamiento de la ILE con su apuesta por el ejercido y las actividades al aire libre.

21.00. Cena en Círculo de Bellas Artes. Optativa. No incluida en el presupuesto. (a la espera de confirmación disponibilidad)

Nos espera otro edificio emblemático. Avanzamos en el tiempo y de finales del XIX nos situamos en 1926 que se inaugura el CBA creado por un grupo de artistas para dar más visibilidad a su trabajo. Durante los primeros años del siglo XX, pasaron por la directiva del CBA personajes relevantes de la vida cultural de la época -como Jacinto Benavente o Carlos Arniches-, mientras el joven Picasso asistía como alumno a sus clases de pintura y Ramón María del Valle-Inclán frecuentaba sus salones. Cena de grupo en la pecera. Ya sabéis, chafardeo. Ver y dejarse ver. Un clásico de siempre.

Capítulo II. Viernes 7 de octubre. Personajes del momento.

9.30. La luz de Sorolla. Museo Sorolla

Joaquín Sorolla es sin duda uno de los protagonistas de la época así que nos vamos a su casa. Nada como conocer los espacios, los lugares de los protagonistas de nuestro relato. Nos espera la biznieta del pintor, Blanca Pons Sorolla, que además de familiar (esas anécdotas familiares que se van contando de una generación a otra ofrecen toda clase de matices a una buena historia) una de las grandes especialistas de la pintura de su bisabuelo. Un lujo contar con ella. Diplomada en Arte y Arquitectura de Interiores por la Escuela Internacional del IADE, trabajó con arquitectos como Javier Feduchi o Rafael Moneo. Es Patrona de la Fundación Museo Sorolla desde 1992 y autora de la biografía más completa de la obra del pintor Joaquín Sorolla. El museo es una delicia, vivienda y taller del pintor desde 1911. Está casi intacta. ¿Y qué decir de esos tres jardines que rodean la casa?  Una visita memorable.

12.00. Ateneo

Nos vamos a otro lugar mítico, lleno de encanto y por donde pululaban todos los personajes de la Edad de Plata. Aquí coincidían las tres generaciones que convivieron estos años, los mayores, los de lo 98; los maduros, los del 14; y los jóvenes, los del 27. Hablamos de El Ateneo de Madrid. Conmueve su teatro y su biblioteca. Cada mueble, cada sillón alberga una historia. En ese se sentaba Valle Inclán; en aquel Unamuno, allí dio sus primeras opiniones políticas Azaña.. Antonio Cánovas del Castillo inauguró esta Casa en 1884, con un famoso discurso al que acudieron los Reyes de España. Por el Ateneo han pasado seis presidentes de Gobierno, todos nuestros Premios Nobel, los gestores políticos de la Segunda República y lo más renombrado de la generación del 98, de la del 14 y de la del 27. Y aunque las dictaduras de Primo de Rivera y del General Franco durante el siglo XX afectaron muy seriamente su actividad, hoy sigue siendo un eje de referencia cultural inexcusable.

13.30: Fundación Fernando de Castro. (San Mateo, 15)

Un lugar fascinante, tanto por su historia como por el edificio. Aquí está toda la esencia de lo que fueron estos años. Fernando de Castro, un personaje fabuloso de fin del XIX, uno de los pioneros en el pensamiento de que la libertad de la mujer pasa por hacerlas económicamente independientes y para ello es de cajón darles una formación. Escuela de institutrices, mecanografía, taquigrafía etc… para mujeres de clase media.

El edificio que albergó el sueño de este pionero adoptó las nuevas técnicas de la época, como la utilización del hierro y cristal y tiene claros elementos que lo relaciona con la arquitectura inteligente. Por si fuera poco, cuenta con una importante colección de muebles de la época. Nos hará la visita el Presidente de la Fundación, José María Muñoz Yusta y de Marcos

A la salida nos acercaremos un momento a ver uno de los ejemplos de arquitectura racionalista de Gutiérrez Soto, el teatro Barceló, uno de los edificios racionalistas más famosos de España, sin el cual no se puede entender el racionalismo en España. Es obra del arquitecto Luis Gutiérrez Soto que lo diseñó en 1930 como cine, y cuya estética recuerda a la de un barco.

14.30: Comida libre. Habrá restaurante optativo. 

17.00. Fundación Ramón Menéndez Pidal

Otro descubrimiento en Madrid y otra visita emocionante. La casa familiar de María Goyri y Ramón Menéndez Pidal es un oasis de olivos en pleno barrio de Chamartín. En la cuesta de los zarzales construyeron casa ellos, Dámaso Alonso y Castillejos (creador de la Junta de Ampliación de estudios), una especia de colonia de intelectuales. Hoy quedan en pie la del Méndez y Castillejos. No os quiero atosigar con datos, pero la verdad es que el archivo, la biblioteca y la labor de la familia Menéndez Pidal Goyri da para mucho más que una visita, pero recorreremos la casa y respiraremos aire puro.

18.30/19.00: Concierto con música de la Edad de Plata y merienda cena en El Olivar de Castillejo.

No podíamos dejar de lado la música en un viaje dedicado a la Edad de Plata. Como dicen en las agencias de antaño, tendremos nuestro concierto en un marco incomparable. Y es que ya sabéis que nuestros viajes y salidas siempre tienen algo especial y esto lo será (esperemos que el tiempo nos acompañe y podamos estar en el jardín). Un dúo de violín y chelo tocarán canciones de la época y de compositores españoles de entonces. La velada (esperemos que el tiempo acompañé) será en el Olivar de Castillejo, un paraíso ajeno a la especulación inmobiliaria que cuidaron José Castillejo e Irene Claramunt.  En 1907, Castillejo puso en marcha la Junta para Ampliación de Estudios e Investigaciones Científicas que, presidida por D. Santiago Ramón y Cajal, fue el punto de partida de la reforma universitaria y social en España. Durante 30 años la Junta organizó el envío de estudiantes universitarios al extranjero, puso en marcha la Residencia de Estudiantes, el Centro de Estudios Históricos, el Instituto-Escuela, el Instituto Nacional de Ciencias Físico-Naturales. Además, restableció nuevas relaciones culturales con los países de América Latina, especialmente Argentina, Méjico, Santo Domingo y Puerto Rico al igual que con Estados Unidos donde fomentó la difusión del hispanismo en varias universidades.

21.00 Noche libre. Saldremos cenados de EL Olivar.

Capítulo III. Sábado 8 de octubre. El día de la excursión

10.30. Salida en autobús al Monasterio del Paular.

En los años a los que estamos viajando se descubrió la sierra norte como lugar de excursión de fin de semana. Lo rural y artesanal comenzó a interesar a los intelectuales de entonces. Y como este es u viaje de inmersión, nosotros también nos vamos a la sierra como hicieron tantas veces los fundadores de la Institución Libre de Enseñanza y como miles de madrileños cada fin de semana. Salimos hacía  Buitrago de Lozoya, un pueblo medieval que pasearemos y donde visitaremos el Museo Picasso instalado en el ayuntamiento. Este museo  es la historia de una amistad, la de Picasso y su barbero, Eugenio Arias, al que conoció en el exilio y que fue su barbero desde 1948 a 1973 Picasso fue regalando a su amigo y confidente diversas obras como prueba de su afecto. Al finalizar su exilio, el barbero de Picasso quiso que la colección permaneciera en su tierra natal, Buitrago, cediendo su colección en 1982. Gracias a ello, el museo cuenta con un conjunto de obras de naturaleza muy variada: dibujos, obra gráfica, fotografía, cerámicas, pirograbado y un cagafierro, así como carteles de exposiciones y libros dedicados del artista a Eugenio Arias.

Seguiremos la carretera de la sierra para llegar a comer a Los claveles en el Valle del Paular (dentro del presupuesto) , parque natural de Peña Lara. Después de la comida, llegaremos  Monasterio del Paular, una joya arquitectónica, cuya fundación se remite a 1390 y con una historia apasionante. La Institución Libre de Enseñanza, con don Francisco Giner de los Ríos a la cabeza, lo eligió como destino de las excursiones de sus pupilos. Posteriormente, entre 1918 y 1953 se instaló la beca de paisajes de pintores pensionados en El Paular, creada  por R. O de 22 de febrero de 1918 y que recibió a los primeros alumnos en los meses de junio, julio, agosto y septiembre del mismo año. Al tiempo que se erigió como lugar de veraneo de ilustres como Enrique de Mesa, Menéndez Pidal, Ibáñez Marín, etc. Desde mediados del siglo XX está al cargo la comunidad benedictina que es la que realiza las visitas guiadas. El Paular, además, cuenta con un Centro de Espiritualidad monástica. Es un lugar maravilloso en el que disfrutaremos de la historia, el paisaje. De todo.

Noche libre.

Capítulo IV. Domingo 9 de octubre. El desenlace. Fin.

 

10.30  Un poco ya más relajado, visitaremos los alrededores de la Residencia de Estudiantes y el Museo de Ciencias Naturales, uno de los antiguos del mundo. Pertenece al Consejo de Investigaciones Científicas y lo visitamos porque la ciencia fue importantísima en la época que estamos analizando. España se colocó en la vanguardia científica con nombres como Ramón Y Cajal (por cierto que el año que viene es año Cajal), Rio Hortega, ingenieros como Torres Quevedo y físicos como Blas Cabrera. Había trajín de estudiantes internacionales que aterrizaban en Madrid para estudiar con todos ellos.  Pero es que además de todo eso, tenemos un guía de lujo  que me emociona que haya aceptado acompañarnos porque está justo este fin de semana dirigiendo un curso estupendo en el Museo del Prado. Nuestro acompañante es Juan Pimentel, es Investigador Científico en el Departamento de Historia de la Ciencia del Instituto de Historia, no os voy a desgranar aquí todos sus méritos, os diré que le escribí sin conocerle tras ver una serie documental «Tesoros y Fantasmas de la Ciencia española» que ha dirigido con su hermano Paco, para felicitarle y agradecerle tan maravilloso trabajo. Ahora estoy con su ultimo libro que lleva el mismo título y que es apasionante. Soy fan absoluta y es un lujazo tenerle con nosotros.

Luego recorremos la zona de la Resi etc..

14.00 Comida en la Residencia y fin de viaje.

Inscripción y tarifas.

Completo y habitación doble: 495 €

Completo y habitación individual: 525 €

Completo sin alojamiento: 340 €

(El presupuesto está calculado para 20 personas). (No está incluido el viaje ni las comidas y cenas. Solo la del día de la excursión y la merienda cena del viernes 7 de octubre)

Inscripciones a ines@factoriaculturalmartinez.com o al 669470934

Paga y señal de 180€ antes del 10 de septiembre.